Acercamiento al Trastorno Límite de la Personalidad (TLP)

By diciembre 14, 2018Noticias

El manejo del Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) es complejo, pero no imposible. Este fue el principa mensaje que quisieron lanzar Marta Domínguez y Ester González, psicólogas de El Puente, en la charla que impartieron ayer sobre ‘Acercamiento al TLP’.

Un encuentro que contó con la presencia, fundamentalmente de familiares, que iban en busca de respuestas y de pautas que les ayudaran a afrontar este problema de salud mental, que afecta, aproximadamente a un 2% de la población general.

Un trastorno que provoca «inestabilidad en las relaciones personales y frecuentes y rápidos cambios de humor», explicó Marta Domíguez, quien a su vez hizo especial hincapié en los factores que predisponen el origen del TLP «como la inestabilidad familiar, viviencias traumáticas, maltrato físico o psicológico o desestructuración familiar». Las personas que padecen este problema suelen responder «de manera encarecida a la frustración, tienen respuestas infantiles e inmaduras; abusan de sustancias psicoactivas y suelen manifestar descontrol de los impulsos», relató Ester González. Un patrón de conducta que se vio muy claramente en alguno de los fragmentos de la película ‘La Herida’ que proyectaron durante la charla y en los que se pudo ver de manera muy descriptiva cómo la protagonista, la actriz Marián Álvarez, pasaba por todos esos estados.

El TLP es uno de los problemas de salud mental que más conductas autolítica provoca, por ello, desde El Puente han querido editar un decálogo dirigido, fundamente a familiares, con pautas para saber cómo actutar ante un intento de suicidio en una persona con TLP. Una ‘ayuda’ antes de que lleguen los servicios de ayuda profesional, recalcan, tanto Marta como Ester.

Mantener la calma; evitar pensar que es una llamada de atención; transmitirle en todo momento a la persona que no está sola… son algunas de las pautas que recoge el decálogo que podéis consultar aquí.

Durante la charla, la psicóloga Rosa Calderón presentó un caso práctico de un jóven de 30 años con un TLP para ver la línea de trabajo que se desarrolló desde la entidad, con objetivos muy concretos como la identificación y gestión de emociones, el manejo de la frustración e ira así como potenciar su autonomía. En este último caso la inserción al mundo laboral así como su emancipación a través de uno de los recursos residenciales de El Puente han sido claves para potenciar su recupeación.

 

 

 

 

elpuente

Author elpuente

More posts by elpuente

Leave a Reply