Apoyamos a personas con algún problema de salud mental, discapacidad o riesgo de exclusión social, que estén desempleados y tengan motivación por tener un empleo.

A través de itinerarios personalizados de empleo, y basándonos en el modelo Individual Placement and Support (IPS), ofrecemos asesoramiento y apoyo técnico con el objetivo de que los usuarios disfruten de una vida autónoma e independiente.

A través de esta metodología la persona es protagonista activa de su proceso de inserción laboral promoviéndose la máxima autonomía y destacando valores como:

  • Individualidad: el foco de atención son las propias necesidades e intereses de las personas.
  • Respeto: de su situación personal, decisiones, necesidades y deseos.
  • Autonomía: implica el apoyo a la toma de decisiones sobre su proyecto vital.
  • Confidencialidad: el servicio trata de modo confidencial los datos de las personas.
  • Flexibilidad: se adapta a las necesidades de las personas.
  • Accesibilidad: los servicios y la información sobre ellos son accesibles a todas las personas que estén interesadas.