Programa destinado a ayudar a aquellas personas con enfermedad mental que se encuentran en situación de riesgo o exclusión social, debido a diferentes circunstancias: indomiciliados, escasos recursos económicos, internamientos en centros penitenciarios…

Mantenemos contacto directo con responsables de otros recursos sociales de emergencia, así como con recursos públicos de salud mental y CEAS, facilitando los mecanismos de derivación y seguimiento de casos.