Skip to main content

La iniciativa, de la bodega Abadía Retuerta, ha permitido mejorar la empleabilidad de más de veinte personas con problemas de salud mental y la inserción laboral de cuatro de ellas

El proyecto, con la colaboración del Ayuntamiento de Valladolid, la Gerencia de Servicios Sociales y la asociación de vecinos Barrio Girón, ha consistido en la construcción de un jardín botánico y recuperación de espacios exteriores del barrio Girón

El Puente Salud Mental Valladolid ha logrado la inserción laboral de cuatro personas con problemas de salud mental gracias al proyecto ‘Vendimia Solidaria’, iniciativa de la bodega Abadía Retuerta que pone en valor el compromiso de asociaciones que favorecen la integración comunitaria de colectivos en riesgo de exclusión social.

En 2019 El Puente protagonizó la sexta edición de ‘Vendimia Solidaria’. Los fondos recaudados gracias a este proyecto solidario, más de 11.000 euros, fueron íntegramente para El Puente que decidió invertirlo en el proyecto ‘Decidida-mente hacia tu futuro’ para mejorar la empleabilidad de las personas con problemas de salud mental. El proyecto ha consistido en el diseño, elaboración y recuperación de exteriores y zonas verdes para crear un Jardín Botánico en el barrio Girón, donde tiene su sede El Puente.

“Durante meses, hemos trabajado en la formación y capacitación de las personas que participaban en el proyecto para llevar a cabo diferentes tareas profesionales como labores de diseño del jardín botánico, preparación del terreno, cultivo de plantas, reparación de vallas…”, explica Daniel Cembrero, psicólogo y responsable del área de Empleo y Formación de El Puente. Trabajar el autoconocimiento y la imagen personal de los participantes ha sido otros de los objetivos que se han marcado en este proyecto. “La finalidad es dotarles de las herramientas necesarias para que se enfrenten al mercado laboral de manera más autónoma y segura”, añade Cembrero. Y así ha sido. “Con este proyecto hemos conseguido mejorar las competencias laborales de más de 20 personas, de las que 4 han conseguido un puesto de trabajo vinculado al sector servicios, en alguno de los casos como peón de jardinería”.

Han sido muchos meses de trabajo y esfuerzo que se vieron irrumpidos por la pandemia. “Esta crisis sanitaria afectó mucho al planteamiento inicial del proyecto. Estuvimos sin poder realizar trabajo presencial durante meses y posteriormente tuvimos que adaptar el proyecto a las nuevas exigencias y medidas restrictivas”. Lo que ha supuesto que se prolongara su desarrollo, pero pese a todos los inconvenientes el proyecto ha visto la luz.

“Uno de los objetivos fundamentales era poner en marcha un proyecto de aprendizaje servicio, método que une el aprendizaje con el compromiso social, es decir, aprender haciendo un servicio a la comunidad”, explica Cembrero.

Deja un Comentario